Modelo integrador para el aprendizaje superior

Modelo IntegradorModelo Integrador, Duart & Sangrá
Formación universitaria por medio de la web: un modelo integrador para el aprendizaje superior, investigación adelantada por Josep M. Duart y Albert Sangrà.

En su investigación proponen un marco tridimensional como estrategia para ubicar los modelos metodológicos de la enseñanza superior basada en e-learning. Identifican 3 tipos de modelos:

  • Modelos centrados en los medios: El centro es la herramienta tecnológica. En este modelo el profesor es un proveedor de contenidos y el estudiantes es un usuario de estos. Este modelo corresponde al modelo clásico de autoformación.
  • Modelos centrados en el profesorado: Es un modelo metodológico basado más en la enseñanza que en el aprendizaje, centrado en el profesor como único referente clásico de transmisión del conocimiento. Aquí el docente aplica las mismas estrategias y prácticas que aplicaba en la educación presencial.
  • Modelos centrado en el estudiante: Un modelo centrado en el estudiante, basado fundamentalmente en el autoaprendizaje o la autoformación. Este modelo surte de una tendencia mundial donde se valora significativamente que hoy el aprendizaje deje de centrarse en el profesor. ¿Realmente las instituciones están logrando modelos de aprendizaje centrados en el estudiante?.

Duart y Sangrà proponen un modelo centrado en el equilibrio, representado en un modelo tridimensional donde los tres modelos descritos anteriormente se constituyen en elementos básicos (medio, estudiante, profesorado) para la conformación de su propuesta. Plantean el centro de este espacio tridimensional, como aquel lugar donde su modelo metodológico equilibrado podría existir.

Los tres elementos básicos: medio, estudiante, profesorado deben estar en perfecto equilibrio, y con igual importancia en el modelos, sin embargo los autores plantea la hipótesis de que un modelo “mas equilibrado” podría no estar en el epicentro del gráfico, porque podría llegar a mantenerse un equilibrio general, con un modelo un poco más centrado en el estudiante que en el profesorado y un poco más en este último que en los medios tecnológicos, dejando a estos últimos como herramienta al servicio de los otros dos elementos, para lograr los objetivos formativos de la institución.

Esta hipotesis final permite cuestionar el modelo de equilibrio, ya que si finalmente hay una inclinación más hacia uno de los elementos del modelo, ¿cómo representar verdaderamente ese equilibrio?. ¿El modelo realmente está en equilibrio?, ¿Se requeriría de un nuevo elemento en el espacio tridimensional que ayude al equilibrio?.

La investigación de Duart y Sangrà puede ser consultado AQUÍ.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*