INFOgrafía o infoGRAFÍA, Del 90 al 2005, un anexo a Berenguer

Infografía
“Visualizar ideas nuevas, esto es probablemente para lo que mejor sirva el nuevo lenguaje icónico en su aplicación en la industria, la educación, la ciencia, el arte o el poder… El lenguaje nacido con la infografía propugna en definitiva una imaginación diferente”.

Con el párrafo superior terminaba Berenguer su artículo sobre las “imágenes sintéticas”, visionando la prospectiva de la infografía hasta un punto donde las imágenes deben llegar a constituirse en símbolos manipulables dentro de un lenguaje, como los son las notas y el pentagrama para el lenguaje musical.

Lo que no señaló Berenguer fue el mecanismo para lograrlo, dejando a la infografía misma el camino para hacerlo. Berenguer en su artículo hizo énfasis sobre el proceso histórico que ha seguido la infografía, en diversos medios donde la comunicación visual es primordial, a través imágenes sintéticas que buscan transmitir un significado concreto, una información o intención original codificada por su autor, para ser decodificada por el público espectador de dicha imagen. Berenguer no situó a la infografía en constante interacción con su contexto, más bien en una relación de la realidad con los medios y el papel mediador que tiene la imagen sintética, para representar adecuadamente a la misma en los medios (cine, televisión, informática, etc.).

Los rasgos evolutivos de la infografía señalados por Berenguer, estaban dados en relación con el proceso evolutivo que han tenido las herramientas y tecnología para poder avanzar en un código gráfico que nos facilite día a día un mejor lenguaje visual a través de las imágenes sintéticas, de una forma similar a como lo hemos logrado con el leguaje escrito; sin embargo, se hacen también importante explorar aspectos de la teoría evolutiva en la infografía, en relación con aquellos “saltos evolutivos” que la misma debe tener en relación con su contexto cuando este cambia abruptamente, requiriéndose de esta forma una mejor respuesta evolutiva con eficacia; me refiero a la infografía como un agente cambiante no solo en relación con su contexto, también por el contexto.

Es así como en la década de los noventa, como bien señala Eduardo Machón, el poder que ha tenido Internet como “recuperador de los medios”, sumado al factor “tiempo”, entendido desde la inmediatez, globalidad y velocidad de trasmisión que tiene hoy la información, han hecho que la infografía “evolucione”, incluso que autores como Mario Tascón se atrevan a firmar que, “la infografía ha muerto”.

Dos hechos históricos han hecho que la infografía “mueva su piso” y busque esa respuesta evolutiva que no la “entierre” para siempre; el primero de ellos, la primera guerra del golfo (1991), la cuál revolucionó la infografía impresa, la cuál tuvo que responder a la necesidad de informar, pero muchas veces restringiéndose a las imágenes que el gobierno estado unidense autorizaba a publicar, cayendo así en superficialidades y malos manejos de la infografía por parte de algunos medios, ya que al no tener mayor información resaltaron imágenes en primera plana (memagráficos), olvidándose del valor de “informar”, cayendo en oportunismos y necesidades de “figurar”; se dio entonces prelación a la infoGRAFÍA sobre la INFOgrafía.

El segundo hito histórico ha sido denominado como el 11-S, (atentado de las torres gemelas); este hecho revolucionó la infografía interactiva. Es increíble pensar que durante este suceso en tiempo real fue mediatizado y transmitido a todo el mundo; uno podía escoger seguir el hecho por televisión satelital o por Internet. La producción de imágenes e información tuvieron su más alto pico por esos días, lo cuál ha sido medido y recopilado en un interesante e importante análisis que nos brinda al respecto Mario Chimeo, en su tesiana “El efecto de los hitos en la infografía interactiva: un estudio comparativo basado en el 11-S”.

Chimeno a partir de la infografía nos permite apreciar como la cantidad de imágenes producidas por esos días fue mucho mayor en comparación con el reporte histórico producido por Elmundo.es, de igual forma nos permite apreciar como la calidad de las imágenes (en cuanto a diseño infográfico) aflora mucho tiempo después de que se sucede un hito como este, gracias a la experiencia acuñada por todo el personal que participa de un experiencia como esta.

Es así como estos hitos históricos que se han dando en la última década del siglo pasado y en los comienzos del tercer milenio, han permitido que la infografía ingrese en una etapa auto reflexiva, buscando equilibrar el compromiso social que tiene el infografista en la actual sociedad de la información y el conocimiento, como aquel profesional definido como Alberto Cairo como “profesional mestizo”, definición dada tal vez por aquellos rasgos que Peggie Strark menciona un infográfico debe tener: “una combinación de palabras y elementos visuales que explican los acontecimientos descritos en el artículo y sitúan a la historia o a sus protagonistas en un contexto determinado”, yo agregaría que este contexto debe ser “real”.

El origen mestizo del infografista entonces está dado desde las diversas competencias en que debe formarse ya que como Elio Leturia lo señala, el infografista tiene como misión “lograr la compresión de esos acontecimientos a través de metáforas ilustradas”.

Leturia expresa que para lograr esta misión, el infografista requiere de mucha habilidad, creatividad y pensamiento crítico y que para desarrollar esta creatividad hay que pensar muchísimo.

Estas características sumadas a las condiciones que el infografista hoy por hoy debe tener en cuenta a la hora de trabajar, como lo son el corto tiempo para poder dar primacía a la INFOgrafía sobre la infografía, son los rasgos a investigar para poder así concretar los que Berenguer visionó en el 90, la infografía como instrumento para desarrollar símbolos gráficos que nos permitan lograr un adecuado lenguaje visual.

Un gran representante de estos avances en el lenguaje visual de la información, lo podemos encontrar en Paul Mijksenaar, ,maestro de la señaletica e información, ganador del concurso para señalizar el aeropuerto de New York, logrando así disminuir la pérdida de vuelos por parte de los pasajeros, que en el pasado no encontraban la información de forma clara.

Actualmente existen muchos espacios y concursos en la actualidad, orientados a un perfeccionamiento científico y no solo de “premios” para la infografía, uno de ellos es la cumbre mundial de infografía Malofiej, organizada por la Universidad de Navarra, España. Toda la información y premios otorgados por el evento pueden ser consultados en: www.snd-e.org.

Bibliografía.
– Entrevista a Alberto Cairo, jefe de infografía (gráficos interactivos) El Mundo on-line. 2004. http://www.alzado.org/articulo.php?id_art=291

– ¿Qué es la infografía?. Leturia Elio. Revista latina de comunicación social. Tenerife 1998. http://www.ull.es/publicaciones/latina/z8/r4el.htm

– Los efectos de los hitos en la infografía interactiva. Alberto Cairo. http://www.albertocairo.com/infografia/libros/2003/tesis_mario_chimeno.html

– Infografía en Barcelona (hasta 1991). Xavier Berenguer. http://www.iua.upf.es/~berenguer/textos/barnainf/principalc.htm

– El futuro de la infografía después de la guerra. Errea Javier. http://www.snd-e.org/revista/infografia.html

1 Comment on INFOgrafía o infoGRAFÍA, Del 90 al 2005, un anexo a Berenguer

  1. El tema del aprendizaje visual al parecer siguesiendo el pretexto para orientar el ritmo de la investigación. Bien por ello nachito, el tema de infografía resulto bastante interesante.

Los comentarios están cerrados.